Actividad navideña de la Hermandad de la Veracruz

0
46

La Hermandad de la Veracruz comenzó su actividad navideña el día 24 de diciembre con una felicitación dirigida a todos los hermanos y devotos. El mensaje se centraba en el Divino Redentor, Nuestro Señor Jesucristo, de quien espera traiga la paz, el amor, la felicidad y la esperanza a todos los hogares y a todos los corazones.

El día uno de enero, la Iglesia celebraba el primer día del año con la Solemnidad Litúrgica de Santa María, Madre de Dios. Esta solemnidad es la primera fiesta mariana que apareció en la Iglesia Occidental y con tal motivo la Hermandad hizo llegar la historia de esta celebración a todos los hermanos, para que ninguno olvidase la importancia de dicho acontecimiento religioso.

Igualmente hizo con la celebración el día dos de enero, festividad de San Basilio Magno y San Gregorio; el día tres, con la conmemoración del Santísimo Nombre de Jesús. Más de uno que se llame Jesús pudo, por fin, saber qué día del año se celebra su santo. Ese mismo día tres, desde las siete y media de la tarde la capilla de San Sebastián permanecería abierta para que todos los que quisieran pudieran visitar el belén y a los Sagrados Titulares de la Hermandad.

El día cuatro de enero, festividad de San Manuel González, tras el saludo a la Santísima Virgen de los Remedios, se procedió al rezo del Ángelus y se anunciaba el comienzo del año en la Hermandad con muchas ganas de solidaridad, recuperando la fiesta infantil Solidaria; en esta edición, a favor de Cáritas Parroquiales. Posteriormente, se procedería a la tradicional y antigua recogida de cartas de los Reyes Magos, dirigida a los más pequeños y organizada por el Grupo Joven.

El día cinco, II Domingo después de Navidad, día del Señor, todavía Navidad, recordaba que era buen día para asomarse de nuevo al Portal de Belén y volver a contemplar una vez más a ese niño que ha nacido, al Niño Dios que ha venido para salvarnos.

Por último, el día seis de enero, solemnidad litúrgica de la Epifanía de Nuestro Señor Jesucristo, que en Occidente se dedica a la adoración de los Magos, recordaba a todos la importancia de este día, en que no debería perderse el sentido religioso, aunque el gozo de recibir regalos pudiera distraernos un poco.

Esta labor navideña de la Hermandad de la Veracruz supone un punto de arranque bastante prometedor para el nuevo año 2020 que, de seguir así, realizará una gran labor apostólica para todos los hermanos y devotos.

Publicidad

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre