Amigos del pueblo Saharaui prepara vacaciones en Paz 2019

0
158

El pasado viernes, 8 de febrero, se celebró en la Casa de la Cultura una interesante reunión para informar sobre los próximos actos y actividades de la Asociación Amigos del Pueblo Saharaui, enfocados a la preparación del programa de acogida del próximo verano.
No podemos decir que se trate de una asociación con muchos afiliados, pero sí que es ejemplar la entrega de quienes están implicados actualmente. Se ve en el propio hecho de dedicar un viernes por la tarde ese tiempo que, para algunos, es sagrado para darse la escapadita de la semana. Sin embargo, allí estaba este grupito de personas organizando y poniendo todo su empeño en sacar adelante el programa de acogida de los niños saharauis.
Es preciso recordar que entre los fines que tiene este programa está el dar la oportunidad a estos niños refugiados de vivir un verano diferente, pero además de poder ofrecerles los servicios sanitarios tan necesarios en los primeros años de vida. Nadie se tiene que asustar por esto, porque ni vienen enfermos ni cuesta nada llevarlos a revisión. Hay convenios con instituciones que prevén la gratuidad de estos servicios. Hay cuestiones básicas, como son la salud dental o la revisión de la vista, que requieren de la oportunidad de ser corregidos antes de convertirse en un verdadero problema para el resto de sus vidas. Cosas sencillas, pero necesarias. No vamos a solucionar totalmente su situación social, pero al menos se va a aliviar su sufrimiento.
También es preciso recordar que vacaciones en paz da más paz a quien sirve de acogida que a quienes son acogidos. Da paz porque se actúa de acuerdo con la naturaleza humana, que está hecha para amar. Ese es el origen de la paz, actuar conforme a la propia naturaleza, siempre que ésta aconseje cosas buenas. Acoger a estos niños es un acto voluntario al que no mueven intereses materiales, sino la propia conciencia que te marca lo que debes hacer y que sabes que es bueno.
Sorprende igualmente ver la puesta en acción de virtudes como la bondad y la generosidad que organizadores y familias de acogida derrochan en este ambicioso proyecto. Acciones valerosas que sólo buscan paz, tanto para ellos mismos como para esas víctimas por ausencia de paz.
En este primer encuentro del año en curso abordaron temas relacionados con las actividades que se van a poner en marcha para obtener los recursos necesarios que ayuden a sufragar los billetes de avión de estos niños. Se estima que el costo individual por pasaje está en torno a los 700 €, cantidad que estiman poder alcanzar si todas las actividades que tienen pensadas se desarrollan con éxito.
Asimismo, hablaron de algunas medidas que de manera transversal puedan ayudar a las familias de origen. Uno de los problemas que se expuso fue el de la anemia que padecen las mujeres saharauis. Para ello, van a llevar a cabo una campaña de recogida de medicamentos comunes, de los que todos solemos tener en casa. Tales como aspirinas o paracetamol.
Mucha gente piensa que estamos desbordados por tantas campañas y colaboración con cantidad de asociaciones que de continuo nos piden colaboración. Es normal que así sea, pues todas necesitan de esa solidaridad material para salir adelante. Será, por tanto, cuestión de organizar nuestra aportación de manera que nunca quede fuera de nuestra ayuda ninguna de ellas. Y, con esta en particular, se muestre solidaridad allí donde nos vengan a pedir ayuda. La causa merece el esfuerzo de todos y se necesitan familias de acogida.
Aquí se predica con el ejemplo. El ejemplo de personas que tratan de ser más personas mediante esta ayuda solidaria que puede mejorar la calidad de vida de unos niños, víctimas de unas circunstancias que no eligieron a la hora de nacer. El ejemplo de todos los que se dedican a esta labor nos deja admirados y desde estas páginas queremos reconocer su valentía y pedimos el apoyo para la labor que con tanta alegría desarrollan durante todo el año.

Publicidad

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre