Argentina llenó el patio de butacas en el “Festival de La Mistela”

0
34
Argentina, Palmeros (Los Mellis), guitarras (José Quevedo Bolita y Eugenio Iglesias)

La que fue ganadora de la Venencia Flamenca 2008 presentó su espectáculo en el teatro Pedro Pérez Fernández en la última noche de mayo, con motivo de la celebración del “Festival de la Mistela”.

Argentina se plantó en el escenario con la autoridad que la distingue, acompañada de un cuadro musical de lujo. Con su abanico en la mano y descalzos los pies, para sentir la tierra que pisa. A la guitarra José Quevedo Bolita, del que pudimos disfrutar de un solo de guitarra demostrando su categoría de músico y Eugenio Iglesias.  A las palmas y jaleos, los onubenses conocidos artísticamente como los “mellis”, auténticas máquinas de percusión.

Su potente voz, con ese roce de cuerdas que le da un auténtico toque flamenco, se impone de principio a fin. Como todas las artistas de élite, lo hace sencillo y se la ve disfrutar. Es cierto que el estudio es necesario, como bien admitió ella misma, pero Argentina luce como estrella que brilla en el firmamento y se la distingue con claridad. Tiene personalidad y estilo propio.

Álvaro Romero Bernal hizo los honores de la presentación, con ese estilo que le propone como aspirante obligado a hacerlo cuando se trata de estar a la altura de los grandes. Argentina no pudo ser mejor presentada en el teatro que está dando acogida al festival de la Mistela.

La categoría profesional de Argentina quedó patente sobre las tablas del escenario. Es indiscutible su dominio del cante en todos los registros que utiliza en su repertorio. Lo cual da una clara muestra, una vez más, de lo que tantas veces se repite: “que la Venencia no se equivoca”.

Al final del espectáculo dedicó “María la portuguesa” a Manuel Herrera, por quien expresó un fuerte sentimiento y agradecimiento por la ayuda que, en aquellos años de la primera década del nuevo milenio, le prestó, gracias a sus conocimientos de flamenco y los buenos consejos que recibió de él.

No hay crítico musical en este medio, por lo que no entramos en detalles del cante que podrían ser mejor analizados por gente especializada en el sector, pero al margen de esos matices, sí que podemos afirmar que la actuación de Argentina fue la de “una de las grandes” del flamenco actual. El lleno del teatro, los aplausos que recibió, el prolongado final que forzó el público y nuestro testimonio allí presentes, dan fe de lo que decimos. La muestra, como siempre, en nuestras RRSS, para que nuestros lectores puedan comprobar lo que afirmamos.

Argentina domina todos los registros del cante flamenco, tiene la voz, tiene el plante, personalidad creativa y es una mujer que domina lo que hace y eso la deja disfrutar, transmitiendo ese gozo a quienes la escuchan y la ven actuar. Eso fue precisamente lo que nos dejó en el pueblo de Los Palacios y Villafranca, un recuerdo que actúa como caricia en el alma.

Esperemos que no haya que esperar otros once años para volver a disfrutar de su arte en nuestro pueblo, del que habló con tanto cariño y agradecimiento por aquella Venencia que en 2008 le dio alas para continuar con confianza en su carrera artística. La animamos a que vuelva pronto y siga hablando bien de nuestra maravillosa cocina, a la que ella también lanzó un guiño como “gloria bendita”.

 

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre