Así fue la noche del Homenaje a Juanito Distinguido.

0
142

La noche apuntaba bien, el clima acompañaba, tanto el del tiempo como el humano, y todo hacía prever una noche flamenca de categoría en este parque sevillano del Alamillo. Estos homenajes suelen empezar a las 10 de la noche y terminar sobre las 11.30, pero anoche no había prisa. Fue apoteósico, porque el de Juan Distinguido no sería ni parecido a los demás homenajes. Sólo con los artistas que acudieron a arroparle ya se contaba con un elenco que anunciaba lo que iba a ser la noche: Itoli, Nene Escalera, Miguel Ortega, Juanelo, el Currela y sus hermanos, y la sorpresa que no quisimos desvelar antes del espectáculo, el maestro Márquez el Zapatero, único cantaor vivo del último grupo del Zurraque de Triana, quien a sus 88 años también se marcó unos cantecitos. Acompañados con las guitarras de José Ángel Carmona, Mario Carmona y Manuel Tapia. Además de las más de 300 personas que llenaron el recinto y los representantes de la Peña Flamenca “El Pozo de las Penas”, con José Luis Castillo y Enrique Currela a la cabeza.

Todos los artistas y contertulios al unísono destacaron la valía profesional y personal de Juan. Nos recordó éste cómo conoció a Paco Cabrera cuando este era director de Radio Consolación en Utrera y Juan participó en un concurso de cante en el que ganó 5 pesetas en el  año 1958. De Paco no separaría nunca y le acompañó hasta el final de sus días.

Juan contó también cómo conoció a Antonio “El Sevillano”, con el que quedó tan encantado al oírle cantar fandangos, que fue la estrella que guió la carrera profesional de Juan. Con él mantuvo igualmente una estrecha amistad durante los años que le quedaron de vida. De hecho, Juan tiene muchas letras inéditas del sevillano que se las dejo a él como legado. Juan también contó su relación con Antonio “El Arenero”.

Enrique Currela, como presidente De la Peña Flamenca “El Pozo de las Penas”,  dedicó unas entrañables palabras de agradecimiento a Juan por su labor desinteresada en el mundo del flamenco y de la peña, del que es socio número 1.

Se le hizo entrega a Juan Distinguido de una placa cerámica como recuerdo de este homenaje, de la mano del Zapatero. Fue un momento muy emotivo para Juan, para sus familiares y para todos los allí presentes.

El público se fue encantado y comentando de forma cariñosa que este tipo de espectáculos no los preparaba ni la bienal.

Una noche redonda que remató la faena sobre las 2 de la mañana, momento en el que retirados en un rinconcito flamenco del recinto, de forma más íntima, los artistas continuaron con su fin de fiestas.

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre