Celebración del Corpus Christi en las calles de nuestro pueblo

0
98

Gran celebración del Corpus Christi en las calles de nuestro pueblo. El domingo veintitrés de junio amaneció con un radiante sol que hacía prever una jornada calurosa, propia del Corpus. La asistencia fue masiva tanto dentro del templo de Santa María la Blanca, como en las calles.

Asistieron al acto representantes de todas las hermandades y grupos de oración, asociaciones, policía local, corporación municipal y gran número de feligreses que esperaban ansiosos la salida del Santísimo por las calles de nuestro pueblo.

Al frente de la procesión, que se celebró tras la celebración eucarística, iban todos los niños que han hecho este año su Primero Comunión. Y precediendo al trono que llevaba al Santísimo iban los tronos del Niños Jesús, santa Ángela de la Cruz, San Sebastián y la Virgen de la Inmaculada Concepción. Detrás y pegados al Santísimo acompañaban el párroco de Santa María la Blanca, don Diego Pérez, el vicario parroquial, don José Miguel Gómez, el párroco del Sagrado Corazón de Jesús, don Luis Merello y los diáconos, don Antonio Vidal y don Manuel Barragán.

En esta jornada tan especial se han juntado las tres parroquias en la celebración eucarística y juntas han procesionado a Jesús Sacramentado, en un ambiente de recogimiento y oración.

Por una cuestión de organización, simultáneamente a la celebración eucarística que se celebraba en el templo, se estaba celebrando otra exclusiva para los niños de comunión en los salones parroquiales.

Durante la homilía, don Diego no pudo ser más explícito a la hora de transmitir el significado de la fiesta del Corpus Christi, de lo que representa para todos los cristianos. En la Sagrada Eucaristía, Jesús, a través de las palabras del sacerdote, no cambia los accidentes del pan y del vino (el color, el sabor, la forma, la cantidad), sino sólo la substancia, convirtiéndose en el Cuerpo y en la Sangre de Cristo. De tal manera que podemos decir que estamos delante de Jesús, delante de Dios, el mismo que nació en Belén. Por eso decía santo Tomás de Aquino que “Al juzgar de Ti se equivocan la vista, el tacto, el gusto… “. Por otro lado, la procesión acompañando a Jesús Sacramentado, expresa nuestra adhesión al deseo de Jesús de acercarse a todos nuestros hogares.

No deja de sorprender en esta Andalucía nuestra que, aunque las iglesias no se llenan los domingos, a poco que salen imágenes religiosas a las calles, todo el mundo acude a venerarlas. En el caso del Corpus, cuya organización general corre a cargo de la Hermandad Sacramental y contribuyen el resto de las Hermandades montando los altares, es el mismo Jesucristo, presente de modo sacramental, quien sale a las calles. Y podemos confirmar que el pueblo de Los Palacios y Villafranca se ha volcado en masa para recibirle.

 

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre