COAG discrepa de la propuesta del Comisario de Agricultura en cuanto a precios

0
119

COAG considera que la propuesta del Comisario de Agricultura, Phil Hogan, respecto a la regulación de las prácticas comerciales abusivas en la cadena alimentaria, dista enormemente de las necesidades de los agricultores/as europeos, dado que no da respuesta a su principal problema: el precio impuesto dentro de una cadena de valor dominada por el oligopolio y la falta de rentabilidad de su trabajo.

La Comisión Europea ha propuesto una Directiva y no un Reglamento, que sería de aplicación directa. Por tanto, se faculta a los Estados Miembros que fijen distintas normativas, con una base común, pero poniendo en riesgo la unidad de mercado europeo ya que todas pueden ser distintas y generar problemáticas muy diversas en el comercio intraeuropeo. COAG considera que esta situación ahonda en la renacionalización de las políticas de la UE que, como puede ocurrir en la futura PAC, desmiembra las normativas en pedazos a capricho de los EEMM, en contra de los conceptos fundacionales de la UE y del mercado único.

La propuesta de directiva se focaliza únicamente en la regulación de determinadas prácticas abusivas, dejándose por el camino algunas de las más relevantes como la venta con pérdidas, la demora en los pagos de productos no perecederos, o no incluyendo una cláusula de cierre que pudiera dar respuesta a futuras prácticas abusivas. Pero también olvida la necesidad de establecer una contractualización obligatoria en el marco de la UE.
En dichos contratos se ha de reflejar, entre otras cuestiones, el precio, siempre con consideración de los costes de producción que asumen los agricultores. Asimismo, según lo planteado ayer por la Comisión, se deja en manos de los EEMM la designación de una autoridad pública para controlar las prácticas prohibidas en cada Estado, pero no se establece una autoridad europea única de aplicación y control. Este elemento, según COAG, es una de las grandes debilidades de la propuesta.

Finalmente, COAG recuerda que el funcionamiento de la cadena agroalimentaria debe analizarse desde un marco global, marcado por la liberalización de los mercados agrícolas y la pérdida de elementos regulatorios y de sostenimiento de los mercados en el eslabón de los campesinos.

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre