Elecciones, un instrumento de la democracia para vivir en paz

0
71

Parece que no debería la clase política llenarse mucho de sus programas electorales, hayan perdido o ganado. No se deben interpretar los resultados de las elecciones del domingo en clave de programa electoral, sino analizar el mensaje de los ciudadanos, que sin ser profundos conocedores de los mismos, han mandado un claro mensaje que todos conocemos o, al menos, intuimos.

España vive un momento único de su democracia, ya que no es sólo cuestión de corrupción, como muchos tratan de simplificar, sino que hay mucho más y creo que todos lo sabemos.

Se ha mandado un claro mensaje a los partidos políticos y quien quiera que vaya a gobernar a partir de ahora deberá tener especial cuidado en el respeto a todo aquello que molesta al pueblo y en cuidar el estado de bienestar reduciendo el nivel de tensión y preocupación de las familias y del pueblo en general.

Lo dijimos en nuestro ejemplar nº 14 que salió el pasado viernes. Lo que la gente quiere es vivir en paz, eliminando la enemistad y el grado de crispación política.

El pueblo andaluz, paciente como ninguno, puede no estar entre los mejores del informe PISA, pero eso no le resta sabiduría. Soporta el sufrimiento hasta un cierto límite y parece que ha llegado ya hasta ese punto.

No sabemos qué pactos se establecerán y quién gobernará a partir de ahora, pero quien lo haga tendrá que analizar bien las causas del resultado electoral de las autonómicas y pensar muy bien lo que hace, cómo lo hace y a quien pondrá al frente de las instituciones.

Insistimos que quien da votos a un partido para que pueda gobernar, también es quien se los quita cuando llega la hora. Luego hay que tener la capacidad de analizar y saber responder a lo que el pueblo demanda y no venirse arriba con programas electoralistas.

Durante toda la noche del domingo, vimos a todos los líderes políticos de ámbito nacional, menos al presidente de gobierno. No deja de sorprender y, aunque desconocemos las razones, seguro que estaría analizando los resultados de las elecciones andaluzas y pronto dará alguna explicación. Sería conveniente que así fuera.

A raíz de este resultado electoral, podemos ya anticipar que las próximas citas electorales no van a estar exentas de una gran expectación.

Es pronto para saber si hemos podido enderezar el camino, pero a la vista de los resultados, está claro que existían desequilibrios. Por tanto, a quienes toque gobernar a partir de ahora tendrán que contar con responsables que se entreguen en cuerpo y alma a la causa andaluza, apartando cualquier mínima sospecha de intereses personales en el desarrollo de su gobierno y sometiéndose a las leyes constitucionales.

Esperemos que quien salga elegido en el pacto de gobierno lo haga para todos los andaluces, ganadores y perdedores, con especial atención a las capas sociales más desfavorecidas, que son las que más esperanzas albergan para salir de su situación. Que respeten las instituciones administrativas, sociales y religiosas. Que defiendan a los trabajadores, pero también a sus empresarios, que no todas las empresas son multinacionales con gran solvencia económica, sino que tenemos muchas PYMEs que sostienen el sistema con grandes esfuerzos y sacrificios, apoyados por trabajadores que hacen lo propio. Que luchen por un pacto por la educación que dejen debidamente preparadas a las futuras generaciones, sin escuelas de adoctrinamiento. Que cuiden del medio ambiente, para que nuestros hijos se encuentren con un mundo más limpio y ordenado. Que presten atención a los servicios de salud y velen por la prevención y el tratamiento de enfermedades en las mejores condiciones posibles. Que los políticos se desgasten en gastar el dinero público correctamente, sin derroches, pero sin tantos recortes, evitando los gastos superfluos. Y sobre todo, que los que gobiernen luchen por mantener la paz y la concordia en el pueblo andaluz.

Quien gobierna tiene el deber de hacerlo para todos y cada uno de los andaluces. Pero además, amparándonos en que el voto es secreto, que piense que cualquiera de los que administra pudo haberle votado y merece la mejor respuesta por su parte.

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre