FACUA DENUNCIA QUE DOS TERCIOS DE LOS CINES NO REDUCEN PRECIOS TRAS LA BAJADA DEL IVA

0
247

La asociación de consumidores FACUA ha analizado la evolución del precio final de las entradas de 102 cines en 45 ciudades y ha constatado que más de la mitad han aprovechado la reducción del tributo para engordar sus márgenes de beneficio.
En concreto, el 35% de las salas analizadas mantuvieron los precios que tenían antes de la rebaja del impuesto, que en julio pasó del 21% al 10%, y algunas de ellas incluso los subieron. Esto significa que se quedaron con todo el recorte del tributo que cayó a menos de la mitad. Hay otro gran grupo, equivalente al 33% de las salas analizadas, que sí bajó sus precios, pero menos de lo que correspondía a la bajada del impuesto. Esto significa que repercutieron solo una parte de la rebaja del impuesto a sus clientes, pero se quedaron el resto como margen de beneficio.

Las salas de cine que aplicaron a sus precios toda la rebaja del IVA fueron la excepción. Según el análisis de Facua, no llegaron a representar ni un tercio del total. Estas salas de cine mantuvieron su precio antes de impuestos y se limitaron a cobrar el nuevo IVA del 10% en lugar del 21% anterior. En algunas ciudades, como Sevilla, Jaén o San Sebastián, todos los cines analizados mantuvieron sus precios sin cambios tras la rebaja del IVA, de modo que se quedaron con el impuesto íntegro. En otras ciudades, los exhibidores subieron sus precios, como es el caso de Granada, Ciudad Real, Cuenca o Córdoba .

Facua ya ha remitido el estudio a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para que intente «determinar si las subidas encubiertas en las que han incurrido la mayoría de salas responden a prácticas que vulneran la Ley de Defensa de la Competencia». Para Facua, las empresas de exhibición «han aprovechado la bajada del impuesto que llevaban reivindicando desde 2012 para aumentar su margen de beneficios».
El Gobierno ya ha avisado a los distribuidores y exhibidores que se replanteará revertir la rebaja del impuesto si mantienen su política de no repercutir la disminución del tributo. Una decisión que podría afectar doblemente a los consumidores, ya que los cines podrían repercutir, en ese caso sí, la subida del IVA. De este modo, habrían conseguido elevar su margen de beneficio y los usuarios pagarían un recargo que antes no tenían.

Publicidad

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre