La Asociación de la Medalla Milagrosa organizó una vigilia con motivo del Corpus Christi.

0
297

La Asociación de la Medalla Milagrosa celebró la noche del sábado veintidós de junio una vigilia como preparación a la fiesta del Corpus Christi. Se organizó en la plaza de España, a las 12 de la noche, frente a la imagen de La Milagrosa, que presidía uno de los altares instalados en la plaza con motivo de la celebración de la procesión del Corpus Christi del día siguiente.

Es el quinto año que esta asociación celebra la vigilia y, como en las anteriores, tuvo una gran acogida. Al frente del acto estuvieron las personas que forman parte de dicha asociación, pero también estuvieron presentes el párroco de Santa María La Blanca, el diácono Antonio Vidal y muchos vecinos que acompañaron al acto.

A todos los asistentes se les repartieron unas espigas de trigo que llevaban entrelazada una Medalla Milagrosa. Una medalla que, según se cuenta en la tradición cristiana popular fue diseñada por la Santísima Virgen. Por eso obtienen gracias extraordinarias quienes la llevan puesta y rezan por la intercesión y socorro de María.

Este grupo unido en la noche rezaron juntos el Santo Rosario mientras un coro intercalaba canciones a María en medio de cada misterio.

El acto finalizó con la consagración de todos los asistentes a la Santísima Virgen, como manifestación de fidelidad al Hijo que en la mañana del domingo pasaría a reunirse con su madre y con todos los fieles cristianos.

El mensaje de unidad estaba claro y el gesto de este grupo de cristianos ponía en evidencia la importancia de la unión, pues quien se une a Cristo a través de la Eucaristía se une también a su prójimo. Esta unidad de la Iglesia adquiere la forma de estas manifestaciones que son muy saludables para el alma.

 

 

 

 

 

Publicidad

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre