Los Palacios y Villafranca se llama “Tomate Blues”

0
140

El Tomate Blues sigue ascendiendo en popularidad. Por esta razón nos hemos acercado a hablar con sus organizadores que nos han dado pistas de lo que persiguen con este grandísimo festival que se ha celebrado el sábado 6  de octubre en el Parque de las Marismas. Las puertas se abrieron a las 12 de la mañana.

El ya famoso festival “Tomate Blues”, que ha cumplido su 8ª edición en nuestro pueblo de Los Palacios y Villafranca, ha llegado a cotas inimaginables para este grupo de palaciegos de la Asociación Cultural Tomate Blue. Cuando en su día lo pusieron en marcha lo hicieron con la finalidad de hacer algo bonito para que la gente lo pasara bien y disfrutara de buena música, pero nunca llegaron a pensar en lo que se convertiría. Ha traspasado no sólo los límites de nuestro pueblo, sino hasta las fronteras de nuestro país. Es increíble la que han liado estos chavales.

Amantes de un estilo de música del que desconocíamos la cantidad de aficionados que había en nuestro pueblo. También desconocíamos que este festival pudiera llegar a convertirse en un fenómeno social de masas. Se calcula que pueda llegar a tener este año una afluencia superior a 7.000 personas.

Hemos visto en el festival buen ambiente, música gratis, precios populares en la barra, animadores/as para los niños y feria de artesanía. Todo un fenómeno social digno de estudio que tiene las redes sociales colapsadas.

Los agricultores palaciegos se han encontrado con todo un patrocinio del tomate que muchos quisieran tener. Desde que este fenómeno se ha puesto en marcha el tomate de Los Palacios se ha revalorizado. Decir “tomate de Los Palacios” es un plus en cualquier punto de España.

No se puede abanderar mejor nuestro pueblo. La  gente que inició este festival que sólo buscaba buena música, promoción del tomate y de su pueblo, lo han conseguido y bien. Por eso merecen todo el reconocimiento a su gran labor. No hay palabras de agradecimiento, porque lo hacen de forma altruista, con el único y exclusivo objetivo que acabamos de relatar: que haya buen ambiente, que la gente disfrute de buena música, que se conozca nuestro pueblo, que se potencie el valor del tomate de Los Palacios… No se puede ser más sano ni tener las ideas más claras. Admirable es la palabra. No salimos del asombro ante tan gran hazaña.

Hay que reconocer que el Ayuntamiento, sabedor de lo mucho que este acto puede beneficiar al pueblo, ha promocionado el festival y ha facilitado todo lo que le ha sido posible.

Todos les debemos algo a estos héroes del pueblo. Por poner algún ejemplo de los beneficios que reportan, diremos que todos los hostales están llenos, los restaurantes un tanto de lo mismo con las reservas, los tomates del pueblo agotados y vendiéndose a buen precio, etc. Y como bien dice Cale, el presidente de la Asociación, “no están locos, que saben lo que quieren”. Razones no faltan para que afortunadamente tengan gran número de establecimientos como colaboradores.

Ninguno de los componentes de la asociación cobra nada. Todo lo hacen gratis y se subvencionan con lo que sacan en la barra que montan ese día en el parque. El resto del año viven de la cuota de los socios que son 10 € al mes y de la venta de las camisetas.

El cartel de músicos es de lujo, sin olvidarse nunca de promocionar grupos del pueblo y de la provincia de Sevilla, además de las figuras de reconocido prestigio nacional e internacional. El concierto ha estado repartido por los siguientes artistas: Aaron, Keylock, Red House, Susan Santos, Andabluses y Okey.

No se podía pedir más. Nadie se lo ha perdido, porque el pueblo de Los Palacios y Villafranca se ha llamado este fin de semana:  ¡TOMATE BLUES!

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre