Medio Siglo a Corazón Abierto

0
477

Con este título se presentó el pasado jueves, veinte de junio, el libro que resume los cincuenta años de vida parroquial del Sagrado Corazón de Jesús. Lo hace después de haber celebrado durante un año diferentes actos que mantuvieron la parroquia muy activa en estas bodas de oro, conmemorando su aniversario.

Aunque es un libro que habla de la vida parroquial de los primeros 50 años, también se puede considerar un documento práctico para los interesados en la historia de nuestro pueblo, pues son muchos los aspectos que reflejan la forma de vida de este período.

El mérito indiscutible de esta obra no es sólo de quienes la han redactado, sino de quienes han hecho posible que esa labor pastoral, asistencial y de ayuda al necesitado se prolongase durante esos cincuenta años. Cristianos que reunidos en torno a su parroquia conforman una parte del cuerpo místico de Cristo.

Abrió el acto de presentación el niño prodigio de Los Palacios y Villafranca, Raúl Parejo, quien entonó magistralmente la obra “Imagine” de John Lennon, acompañado al piano por la directora de la escuela municipal de música Pilar Expósito. Obra muy bien interpretada por Raúl, que fue capaz de añadir más dulzura a la que ya de por sí tiene esta composición, donde el autor imagina un mundo en paz. Para los cristianos, un mundo con religión incluida.

La presentación corrió a cargo de nuestro polifacético Álvaro Romero, quien con buen criterio supo enmarcar muy bien el contenido de la obra dentro de su contexto de celebración por los actos que conmemoraban estas bodas de oro, pero también en un contexto socio-cultural e histórico que emanan de la cantidad de anécdotas, descripciones y sucesos que hablan de esos años; y, sobre todo, dentro de un contexto religioso, sin el cual la obra no tendría ningún sentido.

La publicación ha salido a la luz gracias al esfuerzo de la comisión que la ha hecho posible, al frente de la cual han estado Fco. Javier Salguero y Alvaro Romero, como coordinadores;  don Luis Merello, protagonista principal, párroco del Sagrado Corazón de Jesús, quien ha servido para implicar tanto a tantos que se han comprometido en la elaboración de la obra; don Julián Hernández, coadjutor de la parroquia y colaborador de don Luis;  Julio Mayo, archivero municipal e investigador que ha aportado información histórica de personajes, edificios, patrimonio y acontecimientos con el rigor científico necesario para una obra de esta categoría; Federico Maestre, Hermano Mayor de la Hermandad del Rocío, sin la que es imposible concebir la vida de la parroquia, por el estrecho vínculo que mantiene con ella desde su nacimiento; y, por supuesto, a sus patrocinadores: Delegación de Festejos del Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca, el restaurante Manolo Mayo, Obra Social La Caixa, Juvasa, Fundación Caja Rural de Utrera y Vigar. Entre todos éstos y otros que han participado también en su redacción, la han hecho viable para su publicación. Sin olvidar, como hemos dicho al principio, el protagonismo de la comunidad cristiana que configura la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, sin la cual ninguna parroquia existiría y ninguna historia se hubiera escrito.

Al acto acudieron representantes de la actual corporación municipal, de las hermandades, de algunas asociaciones y, por supuesto, muchos creyentes que llenaron el templo, reconvertido en salón de actos para la ocasión, pero sin olvidar en ningún momento que estábamos en un templo, en la casa de Dios.

Esperemos que esta obra contribuya a profundizar más en la vida espiritual de cada uno y que, con su lectura, todos los cristianos se sientan más identificados con una comunidad que camina siguiendo las enseñanzas de Jesús.

Obras como éstas vienen muy bien para que la iglesia pueda reivindicar que uno de sus pilares fundamentales sigue siendo el templo, especialmente en unos momentos de fuerte secularización en el que todo discurso sobre religión o sobre la oración suena extraño y desentonado. De la Iglesia sólo se habla desde el punto de vista social y político, cuando en realidad la esencia de la iglesia está en el templo y en la oración.

 

 

Publicidad

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre