Mucho arte y disfrute para los aficionados dejó la actuación ofrecida por el Wilo de El Puerto de Santa María en El pozo de las penas

0
17

El Pozo de las Penas ofrecía otro recital flamenco de los que gustan a socios y aficionados. Esta ocasión el tablao de la Peña fue muy bien ocupado por el cante de Jorge Rodríguez Ramírez, conocido como El Wilo del Puerto, un artista que comenzó a cantar a los 14 años contagiado por el gusanillo flamenco que su padre consiguió transmitirle. El joven cantaor se rodeó de gente importante en el mundo del flamenco, como Fernando de la Morena, Periquín, Niño Jero o Miguel Chamizo, entre otros muchos.

Al cumplir la mayoría de edad entró a formar parte de la empresa familiar que regentaba su padre, aparcando el mundo del flamenco durante casi 15 años. Pero la atracción que sentía por el flamenco pudo más y en los últimos tres años ha logrado una gran evolución en su cante.

Actualmente, El Wilo es una de las voces más prometedoras del flamenco. Los cantes en los que se encuentra así mismo son los llamados cantes grandes como la seguiriya, la soleá, la malagueña, granaína… Su actuación en El Pozo de las Penas la inició interpretando una zambra.

Wilo se mostró orgulloso de estar en Los Palacios y Villafranca por ser una de las peñas más antiguas y contar con una de las aficiones con más solera. Y es su experiencia en peñas es muy amplia, además de en festivales en los que ha actuado con artistas de la talla de El Capullo de Jerez, El Nano o Miguel de Tena.

En su haber tiene bastantes primeros premios como los conseguidos en 2018, que se alzó con la Silla de Oro de Leganés. Wilo estuvo acompañado a la guitarra por otro artista muy querido y reconocido por el aficionado palaciego como es Niño del Fraile.

El Pozo de las Penas ofrecía otro recital flamenco de los que gustan a socios y aficionados. Esta ocasión el tablao de la Peña fue muy bien ocupado por el cante de Jorge Rodríguez Ramírez, conocido como El Wilo del Puerto, un artista que comenzó a cantar a los 14 años contagiado por el gusanillo flamenco que su padre consiguió transmitirle. El joven cantaor se rodeó de gente importante en el mundo del flamenco, como Fernando de la Morena, Periquín, Niño Jero o Miguel Chamizo, entre otros muchos.

Al cumplir la mayoría de edad entró a formar parte de la empresa familiar que regentaba su padre, aparcando el mundo del flamenco durante casi 15 años. Pero la atracción que sentía por el flamenco pudo más y en los últimos tres años ha logrado una gran evolución en su cante.

Actualmente, El Wilo es una de las voces más prometedoras del flamenco. Los cantes en los que se encuentra así mismo son los llamados cantes grandes como la seguiriya, la soleá, la malagueña, granaína… Su actuación en El Pozo de las Penas la inició interpretando una zambra.

Wilo se mostró orgulloso de estar en Los Palacios y Villafranca por ser una de las peñas más antiguas y contar con una de las aficiones con más solera. Y es su experiencia en peñas es muy amplia, además de en festivales en los que ha actuado con artistas de la talla de El Capullo de Jerez, El Nano o Miguel de Tena.

En su haber tiene bastantes primeros premios como los conseguidos en 2018, que se alzó con la Silla de Oro de Leganés. Wilo estuvo acompañado a la guitarra por otro artista muy querido y reconocido por el aficionado palaciego como es Niño del Fraile.

Fuente: Rtv Los Palacios

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre