Quema de rastrojos

0
153

La quema de rastrojos provenientes de los cultivos del arroz viene suponiendo un verdadero problema todos los años. Personas mayores, niños y enfermos son el sector más vulnerable. Como siempre, una campaña que tiene una duración de un mes, desde finales de septiembre a finales de octubre.

El aire es irrespirable y todos los ciudadanos nos miramos sorprendidos de que algo así pueda estar ocurriendo en nuestro pueblo año tras año.

El delegado municipal de Agricultura y Medio Ambiente, Jesús Condán, ha solicitado ya en la Delegación de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, que se realicen mediciones de calidad del aire durante la próxima campaña de la quema de residuos. Está bien que trate de anticiparse a lo que va a ser la tónica de todos los años, pero eso significa que la campaña se iniciará como siempre y no se va poder evitar un problema de salud que afecta especialmente a las vías respiratorias, además de a la visibilidad porque son días en que no se ve ni la luz del sol.

El propio delegado municipal recuerda que “la quema de rastrojos ocasiona a diario una nube de humo que invade todo nuestro término municipal, provocando incluso ingresos hospitalarios”.

El delegado entiende que se aplica la normativa para la quema de rastrojos, pero denuncia que no se tiene en cuenta los problemas sanitarios que causa entre la población. Es uno de esos casos en que la ley entra en conflicto y ha de establecerse un criterio donde prevalezca siempre la salud de la población.

El delegado municipal solicita al delegado territorial que se adopten las medidas necesarias para mantener la calidad óptima del aire. Esperemos que lleguen a tiempo dichas medidas.

 

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre