V Muestra de Cine Espiritual en Cineápolis Dos Hermanas los días 25, 26 y 27 de febrero.

0
152

La gran pantalla nos ofrece en Cineápolis Dos Hermanas un programa diferente a lo que normalmente estamos acostumbrados a ver en las carteleras de la mayoría de los cines. Esta vez viene a responder a la gran demanda que cada día más personas comienzan a requerir en relación a una vida espiritual. Todos tenemos esa vida interior que nos pide respuestas ante el misterio de la vida. Es preciso conocerlas para que nuestra existencia adquiera el sentido verdadero por el que se debe caminar.

A esta gran demanda viene a responder la cartelera que Cineápolis Dos Hermanas nos ofrece para los días 25, 26 y 27 del presente mes de febrero. Nadie quedará defraudado, más bien marcará un momento de nuestras vidas que nos hará reflexionar sobre cuestiones trascendentales. Se trata de ver cine para ser mejores.

Y qué mejor que la gran pantalla para esta muestra de cine espiritual, que nos da la oportunidad de disfrutar de esa dimensión y ese sonido que parece que nos envuelve y nos mete dentro del escenario de la película, convirtiéndonos en casi protagonistas de la historia.

Con un programa que elige el espectador libremente, convencido de disfrutar de un cine que no es mero entretenimiento, sino la alternativa a ver cine que toca la parte trascendental de la persona, tratando temas que afectan a las manifestaciones espirituales: amor, compasión, perdón… Valores que se pueden encontrar en otro tipo de películas, con la diferencia de estar cerradas a la parte trascendental de la persona.

No es cine religioso, sino un cine que en palabras del coordinador de la V Muestra de Cine Espiritual, Juan Jesús de Cózar, “afecta a la parte emocional de las personas. Pero de la emoción, a través de la sensibilidad, llega al intelecto y se forman las ideas. Es decir, que se pueden ver valores como la misericordia, la ternura, el perdón, que no responden al aspecto animal de la persona, ni siquiera solo racional, sino a una aspiración a algo mejor, a algo bueno, que anima en el corazón de todo hombre.”

San Juan Pablo II aludió a este tema ya en los años 90 a través de la encíclica Redemptoris Missio, en la que decía que los medios de comunicación social eran el nuevo instrumento formativo e informativo para inspirar comportamientos familiares, sociales e individuales. A esta invitación del Papa viene a responder esta muestra de cine. Pero esto no significa que esté dirigida a un público religioso, sino a todo aquel que se plantea cosas que le inviten a hacer cosas buenas. Y no son pocos los que cada día manifiestan más esta inquietud por perfeccionar su vida interior y transformar el mundo. Es un público muy amplio que se siente atraído por esta nueva forma de hacer cine, para obtener, además de entretenimiento, otros beneficios.

Películas como “Dios no está muerto”, por ejemplo, nos ofrecen una alternativa para  el cristiano que no sabe cómo reaccionar en medio de las dificultades que presenta la sociedad. El espectador queda envuelto en un caso judicial que presenta la reflexión sobre la presencia de la Iglesia en los espacios públicos.

Si quiere redescubrir lo que es perdonar, acérquese el público a disfrutar de “El mayor regalo”. La historia de esta película surge como consecuencia de un viaje que su director, Juan Manuel Cotelo, hace a Colombia para hablar de su anterior trabajo. A la salida de su exposición se encontró con una misteriosa figura que le pidió de lo acompañara a la cárcel para visitar a alguien que tenía un testimonio que contar. Allí fue y se encontró con un asesino en masa que le expresó su deseo de pedir públicamente perdón. A ello se puso Cotelo. Pero no se quedó sólo ahí, sino que en el documental se suceden varias historias, algunas importantes, otras increíbles y otras que cortan la respiración. Asesinos, terroristas, personas que fueron infieles, pero también a quienes los perdonaron, todos forman del elenco de esta producción, esta búsqueda de un final diferente, para descubrir el Perdón, con mayúscula.

El resto de películas entre las que podremos también encontrar las que son especialmente indicadas para el público más pequeño podrán descubrirlo acudiendo a estas jornadas en Cineápolis Dos Hermanas los días 25, 26 y 27 de febrero. No se la pierdan.

Publicidad

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre