418 alumnos de 5º de primaria de los centros escolares de Los Palacios y Villafranca y sus pedanías estaban invitados a la proyección de la película animada “Zootrópolis”.

Ha sido en la gran pantalla del Teatro Municipal e incluida como actividad en el marco de las Jornadas de la Mujer organizadas por la Delegación de Igualdad con el objetivo de fomentar la coeducación desde las edades tempranas.

“Zootrópolis” ofrece al espectador un acertado y pertinente comentario social sobre discriminación y racismo.

La historia sigue a Juddy Hopps, una pequeña conejita de un pueblo granjero que desde pequeña sueña con ser policía, por lo que desde ese momento empiezan a plantearse disyuntivas sobre la realidad de una sociedad igualitaria ante los prejuicios interpersonales y la discriminación sistemática e institucional.

En un mundo en el que los humanos nunca existieron, Zootrópolis es una ciudad poblada por animales y está compuesta de barrios con culturas diferentes. Hay una lujosa Sahara Square para los animales del desierto, Tundratown para los osos polares y los alces, el Distrito de la Selva Tropical, cálido y húmedo, Little Rodentia para los mamíferos más diminutos, y Bunnyburrow para los millones y millones de conejitos. El centro de la ciudad, Savanna Central, es un crisol donde se reúnen una gran variedad de mamíferos.

Zootrópolis es un lugar en el que puedes ser lo que quieras, desde un elefante enorme hasta la musaraña más diminuta. Pero cuando llega la novata teniente Judy Hopps, descubre que ser la primera conejita de un cuerpo policial compuesto de animales duros y enormes es realmente complicado. Pero está decidida a demostrar su valía y se mete de cabeza en un caso, a pesar de que tiene que trabajar con Nick Wilde, un zorro parlanchín y estafador, para resolver el misterio.

Publicidad

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor ponga aquí su nombre